+ info

Arquitectos PEZ arquitectos SLP
Cliente Mahou
Concurso 2015

colaboradoras: Alessandra Basile, Celia Díaz García

REMODELACIÓN DEL PALACIO DEL DUQUE DEL INFANTADO COMO ESPACIO MAHOU

La propuesta pretende abrir el edificio al barrio y a la ciudad dando una mayor transparencia a sus entradas y comunicando sus espacios interiores con la calle. Para ello se abre un gran zaguán de entrada en el acceso sur que prolonga la acera de la calle Carrera de San Francisco y se funde con el patio interior ajardinado. El acceso a nivel a la tienda contribuye a hacer el zócalo del edificio más permeable. En el acceso norte se propone una gran puerta transparente que atraiga a los visitantes hacia el interior del edificio. La amplitud de la entrada se prolonga al interior con la eliminación de los elementos de comunicación innecesarios para poner en valor la emblemática escalera principal que recupera su noble condición de elemento de transición entre los distintos espacios.

El proyecto hace una interpretación de las imágenes más conocidas de la marca para aportar un discurso plástico atractivo. La idea es transmitir el origen de la casa Mahou como una plataforma cultural del mismo modo que lo fue en los comienzos de la fabricación de la cerveza madrileña. Con un lenguaje contemporáneo reinterpretando la iconografía más conocida de la marca Mahou se pretende aportar un lenguaje innovador y contemporáneo de diseño.

La experiencia lúdica del espacio es uno de los objetivos fundamentales de la propuesta. Desde la idea de la exploración a través de los cinco sentidos se trabaja con distintos materiales, texturas y transparencias para fomentar una relación del público con el espacio muy inmediata y personal. Cada espacio tiene un carácter específico pero a partir de formas y elementos homogéneos que se repiten y dan unidad a la propuesta.

El proceso productivo de la cerveza sirve de inspiración para el diseño de los elementos básicos de composición constructiva. Las tuberías que comunican los tanques de mezclado, maceración, ebullición, centrifugado, cocción y almacenaje en la fabricación de cerveza sirven de inspiración para definir las estructuras de soporte de las instalaciones, cerramientos y mobiliario del proyecto.

Los tubos recorren todo el edificio para invadirlo con un lenguaje diferente al del contenedor y recordar el proceso de fabricación cervecero.

La variedad de los espacios se consigue con el empleo de distintos materiales, algunos de ellos procedentes del reciclaje de elementos relacionados con la cerveza, como texturas diseñadas a partir de logotipos, paneles de cartón, estructuras de madera o muros de vidrio hechos con botellas. Todos ellos se utilizan con un diseño cuidado y sofisticado y se incorporan como parte de un conjunto que pretende diferenciarse del noble contenedor que se rehabilita de forma escueta y sobria.

La propuesta del “Espacio Mahou” se funda en tres pilares fundamentales: la inspiración en el proceso de producción (PRODUCCIÓN), la intervención respetuosa sobre el contenedor existente (CAJA EN LA CAJA) y la reinterpretación de la iconografía del producto y el uso de materiales del proceso productivo (REUTILIZAR)